Durabilidad y Confiabilidad

Rexroth Chile fortalece su Área de Reparaciones

La tecnología de control y accionamiento de Bosch Rexroth es reconocida internacionalmente por poner en movimiento maquinaria e instalaciones de cualquier tamaño. Su filial en Chile no es la excepción, ya que aquí también trabajamos desarrollando conceptos innovadores para fabricantes y para sus clientes, de manera económica, precisa, segura y energéticamente eficaz.

Actualmente, cuentan con 3 sucursales a nivel nacional: Antofagasta, Concepción y Santiago, en donde se desarrollan principalmente negocios y proyectos junto a grandes empresas mineras:

 “Hoy buscamos fortalecer el área de reparaciones donde tenemos mucha experiencia y contamos con un personal técnico especializado” somos capaces de identificar las necesidades y tendencias en crecimiento dentro del mercado, comentó Edgardo Martinez, actual Gerente Regional de la zona Centro, con 17 años de experiencia en Rexroth.

Como líderes en su área, los componentes Rexroth funcionan con un gran número de procesos dentro de la industria minera: desde la extracción de material, transporte de minerales, trituración, molienda y hasta fundición. El amplio alcance de estos productos ha permitido a Rexroth entender y transmitir al cliente la pérdida productiva que puede significar para ellos la detención prolongada de sus maquinarias, con miras a buscar una solución inmediata.

A partir de esto,  han comenzado a ofrecer a sus clientes un producto llave en mano. Un ejemplo son las Cajas PTO (Power take off) de las palas hidráulicas que operan en la gran minería, usando muchos de los componentes Rexroth:

“Esto significa que parte de la caja viene con componentes Rexroth ya montados. Lo cual facilita mucho el trabajo al cliente que no dispone de su gente para montar estos componentes en faena, ya que va directamente ensamblado: se toma un componente global y lo monta en su pala”, explica Martinez.

Esta medida además se suma a las recomendaciones que hace la misma empresa con el fin de optimizar el funcionamiento de los equipos. El ciclo de vida de un componente con mantención constante debería ser de 10 mil o hasta 15 mil horas de funcionamiento (que se traducen en 12 a 14 meses).

“Nosotros trabajamos bajo normas ISO y nuestros clientes, adicionalmente, han exigido garantías de hasta 24 meses, a las que nosotros accedemos en base a la calidad de los repuestos originales que utilizamos y al acabado informe técnico que se les entrega”, agregó  Martinez. “A cada componente se le hace un análisis exhaustivo, luego le damos al cliente toda la documentación técnica, con detalles de cómo fue reparado, de qué proceso se hizo, de la inspección. Así el cliente tiene una hoja de vida en su máquina”.

Todo este proceso es integral a tal nivel, que el cliente participa en toda su etapa: desarme, inspección y pruebas. “Los clientes confían en nuestra firma y en la calidad de nuestros productos, gracias a que estamos preparados para asegurarles durabilidad y brindarles la confiabilidad que necesitan”.

Share

Add Your Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *