Desafíos y experiencias en la cadena.

Desafíos y experiencias en la cadena de abastecimiento durante la pandemia por Covid-19 en Chile

Desafíos y experiencias en la cadena de abastecimiento durante la pandemia por Covid-19 en Chile

Moly-Cop es un proveedor de insumos estratégicos para minería a nivel mundial, generando una  cadena de abastecimiento nacional e internacional. El proceso de logística se inicia con la planificación de la producción, se desarrolla un S&OP acorde a los requerimientos de los clientes y se encargan los requerimientos a los distribuidores de materia prima de forma anticipada. Esto con el propósito de disponer del material en nuestras plantas, tener el tiempo adecuado de transformación del producto y la distribución final a los clientes que confían en el abastecimiento de nuestros productos.

Claramente, durante la pandemia por Covid-19 Moly-Cop también fue una de las cadenas de abastecimiento afectadas dada la contingencia mundial, pero su presencia global permitió cumplir con los compromisos adquiridos con nuestros clientes. Somos monoproductores, nuestras materias primas son barras de acero en sus distintos diámetros según los requerimientos de nuestros clientes.

Además, contamos con logística de abastecimiento para materias primas en diferentes modos de transporte (Ferroviario, Terrestre y marítimo) a plantas ubicadas en nuestro territorio nacional las cuales necesitaban una pronta respuesta a sus solicitudes de material en medio del contexto internacional que impedía el funcionamiento normal de muchas cadenas logísticas.

Marco Salas, Subgerente de logística en Moly-Cop con 8 años de experiencia dentro de la empresa nos comenta cómo se adaptaron a esta nueva realidad mundial con los constantes requerimientos de materia prima y nuevas normas sanitarias:

 “La logística mundial, las restricciones de movilidad y requerimientos sanitarios fueron una nueva realidad para todos. Moly-Cop implementó todos los protocolos de seguridad tanto para personal externo e interno en todas sus plantas con el objetivo de prevenir riesgos. Se realizaron exámenes PCR de forma continua y el uso de implementos sanitarios fueron parte del día a día”, comentó.

Pese al desafío logístico que implantó la pandemia en todo Chile, como equipo logramos el objetivo de entregar continuidad operacional, dando seguridad a nuestros clientes mineros, entregando siempre el material para sus faenas en el tiempo requerido.

La distribución estratégica de las plantas a lo largo del país nos permitió entregar un servicio eficiente a todas las empresas que solicitaron de nuestra distribución:

 “Nuestro interés era – y es actualmente- darle seguridad tanto al cliente como a nuestro equipo de trabajo. Los transportistas de la empresa son una pieza clave en las operaciones diarias, los protocolos aumentaron, se capacitó a los proveedores externos y equipo interno de Moly-Cop. Como empresa luchamos por disminuir a cero el contagio de Covid-19”, aseguró Marco Salas.

Todo el equipo Moly-Cop estuvo comprometido en dar continuidad operacional. Las reuniones eran diarias, nos acoplábamos a todas las actualizaciones que entregaba el gobierno e intentamos estar lo más apegado posible a ellas. “Fueron doce a 18 meses de arduo trabajo logístico a nivel interno donde todos los días corroborábamos el estado de entrega al cliente, las operaciones de exportación, cabotaje, materias primas, entre otras”, agregó el Subgerente de logística Moly-Cop.

Enfrentar este desafío fue un trabajo de todos y todas. Como equipo Moly-Cop no bajamos los brazos, porque el objetivo final siempre fue seguir con nuestro servicio de excelencia sin abandonar jamás la preocupación por el estado de salud de nuestros trabajadores, colaboradores y clientes. Seguir de pie en una nueva realidad que azotó a todo el país fue una victoria que, sin duda, ganamos en conjunto.

Share

Add Your Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *